Traductor

jueves, 21 de junio de 2012

Cuidar la piel con la menopausia



Nadie escapa al envejecimiento celular… ¡es un proceso natural!… y sus primeras señales aparecen, ¡aunque parezca mentira! ya, a partir de los 30 años.

Pero el envejecimiento de la piel se acelera y mucho, especialmente, en el momento en el que nuestro cuerpo deja de producir estrógenos, nuestras hormonas femeninas; es decir en la menopausia.


Más seca, más flácida y con muchas más arrugas, nuestra piel necesita, más que nunca, unos cuidados diarios específicos, que convendría poner en prática, a partir de los 40 años… el punto de inflexión… porque ¡la prevención es la clave antienvejecimiento!

Además de la edad y de la menopausia, hay que tener en cuenta que factores externos como la exposición solar, el estrés, una mala alimentación, el tabaco o el alcohol, influyen negativamente en el envejecimiento prematuro de la piel.

Para mantener una piel bonita y sana durante más tiempo recurre a los tratamientos naturales:
 
Bebe, por lo menos, 1,5 litros al día para mantener una buena hidratación. Protégete del sol tanto por fuera como por dentro: usa a diario una crema con alto índice de protección solar frente a rayos UVB y UVA.
 
Además, en verano, refuerza esa fotoprotección con la ayuda de la nutricosmética. Productos como ARKOSOL ADVANCE rico en antioxidantes, vitaminas y aceites vegetales preciosos (argán, borraja, sésamo) previenen el envejecimiento y las manchas: luchan contra los daños celulares producidos por los radicales libres.

Oxigena tu piel haciendo ejercicio físico diario… y si es al aire libre… ¡mejor! De esta manera no sólo lucharás contra síntomas de la menopausia como el aumento de peso, la ansiedad y la osteoporosis; también conseguirás reducir los sofocos.

http://solucionesnaturales.sharepoint.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario