Traductor

lunes, 25 de febrero de 2013

Amargo sueco para combatir el insomnio

La dificultad para quedarnos dormidos o insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes, distinguiéndose por lo general tres variantes, insomnio inicial, intermedio o terminal, dependiendo del momento en el que aparezca.



Entre las causas más frecuentes que lo provocan están el estrés o la depresión, por lo que es importante aprender a llevar una vida más relajada y buscar momentos en el día para liberar tensiones, practicar deporte y descansar la mente. También podemos poner en práctica estos ejercicios para combatir el estrés que ya vimos en artículos anteriores, o repasar estos consejos para aprender a relajarnos después de un día estresante.

Amargo sueco contra los trastornos del sueño

Infusión: Agrega unas gotas de amargo a cualquier infusión que prepares, siendo las más recomendables en este caso las de tila, hierbaluisa, melisa y/o valeriana. 

Cataplasma de amargo sueco: Esta cataplasma es muy sencilla de preparar y está especialmente indicada para las personas cuyo origen principal del insomnio es el nerviosismo.

Humedecemos un paño en un vaso de agua caliente en el que habremos agregado una cucharadita de amargo sueco, y lo colocamos encima del corazón. Para evitar irritaciones en la piel, colocaremos previamente un ungüento de caléndula.

Cómo preparar un ungüento de caléndula: Calentamos en un recipiente tres cucharadas de mantequilla o manteca y le agregamos unas hojas de esta planta. Hervimos un par de minutos y dejamos reposar toda la noche. Podemos conservarlo en el frigorífico en un recipiente de vidrio, y consumirlo antes de cinco días.


¿Te ha resultado útil el artículo? ¡Compártelo en las redes sociales!

No hay comentarios:

Publicar un comentario