Traductor

viernes, 21 de junio de 2013

Remedios naturales para la bulimia

La bulimia es un trastorno alimenticio basado en la ingesta masiva de alimentos en un periodo corto de tiempo, con la intención de ser luego expulsados del organismo mediante el vómito inducido o cualquier tipo de laxante.



A diferencia de la anorexia, cuyos efectos pueden verse a simple vista, la bulimia puede ser más difícil de detectar en un familiar cercano, ya que no hay una variación de peso significativa que nos alerte sobre este trastorno. No obstante, existen ciertos comportamientos o conductas que pueden ayudarnos a detectar este problema, como los cambios frecuentes de ánimo, visitar el baño con frecuencia después de cada comida o el desprecio hacia su cuerpo.

La bulimia también presenta una serie de trastornos físicos comunes que nos pueden ayudar a detectar este problema en otras personas, como deshidratación, estreñimiento, inflamación de encías y/o afecciones de garganta frecuentes debido a la acidez de los jugos gástricos que expulsamos con el vómito.

Si no tratamos a tiempo este trastorno puede acabar derivando en enfermedades tan graves como el colon irritable, úlceras en el sistema digestivo, alteraciones metabólicas así como problemas cardiovasculares, por lo que se hace muy importante acudir a un médico si este problema persiste en el tiempo.

La bulimia suele tener un origen relacionado con la depresión o la ansiedad, por lo que hoy vamos a aprender una serie de remedios naturales que nos ayudarán a combatirlos.

Cómo combatir la bulimia

Infusión de tila y melisa: Con esta infusión lograremos reducir el estado de ansiedad y relajarnos, por lo que está muy indicada para tratar los trastornos bulímicos.

Hervimos en un recipiente un puñado de tila y melisa durante cinco minutos. Dejamos reposar, colamos y nos tomamos un par de tazas al día.

Infusión de hipérico: También conocida como hierba de San Juan. Hervimos una cucharada colmada de hipérico en un recipiente con agua durante cinco minutos. Dejamos reposar y nos la tomamos tibia. Es muy útil para combatir la depresión.


¿Te ha parecido interesante el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Remedios para dejar de morderse las uñas

Conocemos como onicofagia al mal hábito de morderse las uñas, una patología de origen psicológico motivada principalmente por la ausencia de autocontrol de nuestras propias emociones, como la ansiedad y el nerviosismo.


Debido a eso, factores como el estrés en el trabajo o el colegio, así como los problemas cotidianos pueden acabar fomentando la necesidad de mordernos las uñas. En determinados casos, esta necesidad de autocastigo viene motivada por otros motivos psicológicos más profundos, como el no sentirnos satisfechos con nosotros mismos. En estos casos podría ser necesaria la visita a un especialista para que nos tratase personalmente.

Esta mala costumbre de morderse las uñas no es sólo una cuestión estética, también puede traernos problemas de salud como el aumento de las posibilidades de contraer hongos o infecciones, deformidades, así como inflamación de encías o problemas dentales y digestivos.

Cómo dejo de morderme las uñas

Infusión de tila y valeriana: Como hemos comentado, el nerviosismo y el estrés forman parte fundamental de este problema, por lo que erradicarlo deber ser una de nuestras prioridades. Una infusión a base de tila y valeriana puede ayudarnos a buscar la relajación que necesitamos.

Raíz de jengibre: Al igual que el remedio anterior, masticando raíz de jengibre conseguiremos reducir la ansiedad y relajarnos.

Lavamos un trozo de raíz de jengibre y lo mascamos durante al menos cinco minutos.

Cobertura de uñas: Otro remedio casero que podemos emplear para evitar mordernos las uñas es frotándolas con limón, ajo o cualquier otra sustancia ácida o amarga. El único problema es el olor que nos dejará, pero si no tienes que salir de casa puedes empezar a probar este eficaz truco.

También existen en el mercado esmaltes de uñas cuya función es la de evitar que tengamos ganas de morderlas. Puedes preguntar en grandes superficies o tiendas de cosmética.


¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en las redes!

Zumo natural para combatir la gingivitis

Llamamos gingivitis a la enfermedad bucal caracterizada por inflamación y/o sangrado de las encías, provocada normalmente por agentes bacterianos.


Aunque en un primer momento pueda parecer una enfermedad poco importante, si no la tratamos correctamente puede causarnos problemas más graves, como la periodontitis o piorrea, una enfermedad crónica que se caracteriza por la destrucción del hueso del diente, provocando su pérdida.

Entre los síntomas más comunes que presenta la gingivitis podemos mencionar la inflamación y enrojecimiento de las encías, así como dolor y sangrado durante el cepillado.

Además de mantener una higiene bucal completa, existen alimentos que pueden ayudarnos a combatir la gingivitis de manera natural y sencilla:

La piña, el jenjibre, las espinacas o la remolacha (betabel) así como los tomates, la col o las fresas -alimentos ricos en flavonoides- tienen propiedades antiinflamatorias y fomentan la absorción de vitamina C, por lo que están especialmente indicados para tratar la gingivitis.

Igualmente, la cebolla y el ajo son alimentos con propiedades antibacterianas, por lo que están muy recomendados para combatir este problema.

Jugo natural contra la gingivitis

Lavamos y picamos dos zanahorias, una manzana, un trozo de raíz de jengibre y un puñado de perejil. Lo licuamos y le agregamos el zumo de un limón. Nos tomamos un vaso diariamente.


¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo en las redes sociales!

Remedios naturales para las puntas abiertas




Tener puntas abiertas en el cabello largo es algo bastante común entre las mujeres, cuyo origen está en un déficit de queratina, la proteína que confiere fuerza y brillo a nuestro pelo.


Entre las razones que pueden fomentar la aparición de puntas abiertas encontramos la alimentación poco saludable y el abuso de productos para tratar el cabello, como la plancha de alisado.

En artículos anteriores aprendimos distintos consejos para lucir un cabello bonito, así como a preparar una mascarilla para fortalecer el cabello débil, un tratamiento muy sencillo y económico que podemos realizar en casa y que nos ayudará a evitar este problema.

Cómo reparar las puntas abiertas

Aguacate y aceite de oliva: Un remedio ideal para prevenir y reparar las puntas abiertas.

Machacamos medio aguacate con ayuda de un tenedor y le agregamos media cucharadita de aceite de oliva. Nos lo aplicamos bien por todo el cabello y dejamos actuar durante media hora. Podemos colocarnos un gorro de baño para evitar mancharnos durante ese tiempo.

Después retiramos con agua y nos lavamos la cabeza con nuestro champú de siempre.

Mascarilla de papaya: Hace unas semanas ya preparamos una mascarilla antiarrugas de papaya, pero lo que no comentamos es que esa mascarilla también podemos usarla para combatir las puntas abiertas.

Mezclamos la pulpa de media papaya con una cucharada de miel y tres de yogur natural. Nos lo aplicamos sobre el cabello, frotando bien con la yema de los dedos, y dejamos actuar durante media hora. Después retiramos con agua y nos lavamos el pelo como siempre.

Aceite de ricino: Un tratamiento excelente para hidratar las puntas. Mezclamos un par de cucharadas de aceite de oliva con otras dos de aceite de ricino, y nos frotamos bien todo el cabello, dejando actuar durante media hora.

Nos colocamos un gorro de baño para evitar mancharnos y el contacto con los ojos.


¿Has probado ya estos remedios? ¡Esperamos tus comentarios!

Remedios naturales contra los dolores menstruales



La menstruación no es igual en todas las mujeres, ya sea en regularidad, duración o aparición de dolores menstruales, lo que se conoce como dismenorrea, dolores agudos e intermitentes que afectan a la zona baja del vientre e incluso la zona lumbar de la espalda.




Para evitar y reducir los dolores menstruales podemos llevar a cabo algunas rutinas saludables, como beber mucha agua, tomar cereales integrales, aumentar el consumo de frutas y verduras y reducir el consumo de sal, alcohol y cafeína.

Igualmente, existen infusiones para tratar los trastornos menstruales, como la de manzanilla, hipérico o muérdago, que ya aprendimos a preparar en un artículo anterior. Hoy vamos a ampliar esa lista de remedios naturales con los beneficios de otras plantas y hierbas medicinales.

Cómo acabar con los dolores menstruales

Infusión de manzanilla y jengibre: La manzanilla es ideal para combatir muchos problemas, gracias a sus propiedades relajantes. El jengibre por su parte es ideal para reducir los dolores por ser un antiespasmódico natural.

Hierve agua en un recipiente y añádele la manzanilla. Cuando hierva, agrégale una pizca de jengibre y deja reposar durante cinco minutos. Colamos y nos tomamos la infusión.

Infusión de valeriana: La valeriana es una planta que nos ayudará a bajar la tensión, así como a relajarnos. Si le agregamos un puñadito de mundillo o bola de nieve (Viburnum opulus), una planta medicinal con propiedades uterosedantes, tendremos una infusión muy completa para acabar con los dolores menstruales.


¿Te ha parecido interesante el artículo? ¡Compártelo en las redes sociales!

Consejos contra la intolerancia a la lactosa


La intolerancia a la lactosa viene provocada por la falta o ausencia de la enzima lactasa en nuestro organismo, que es la encargada de metabolizar la lactosa de la leche. Esta incapacidad de nuestro cuerpo para asimilar la lactosa provoca la aparición de una serie de síntomas como las náuseas, la diarrea y/o el dolor abdominal.


Existen distintos tipos de intolerancia a la lactosa: la permanente, que es hereditaria, y la secundaria o adquirida, la cual suele ser temporal y es provocada por alguna afección gastrointestinal puntual o la ingesta de ciertos medicamentos.

Actualmente contamos en el mercado con muchos productos sin lactosa, el más reciente y extendido es la leche sin lactosa, mucho más digestiva y totalmente recomendada, aunque si tenemos posibilidad de comprar la de cabra, mucho mejor, es más ligera y más fácil de digerir por nuestro organismo.

En este artículo vamos a conocer unos consejos que nos ayudarán a equilibrar el déficit de calcio que pueden sufrir los intolerantes a la lactosa, y cómo mejorar el estilo de vida:

Cómo combatir la intolerancia a la lactosa

Calcio: No sólo la leche es fuente de calcio, tenemos muchos alimentos ricos en este mineral tan esencial, como las espinacas, la naranja, el brócoli o las sardinas.

Vitamina D: Una de las fuentes de vitamina D más importantes que tenemos y de la que todos podemos disfrutar es el sol. Igualmente podemos complementar con la ingesta de alimentos como el atún, el salmón y la yema del huevo.

Pequeñas porciones: Una manera de aumentar la tolerancia a la lactosa es añadir pequeñas porciones de productos lácteos en nuestra dieta, ya que en dosis reducidas, los síntomas también serán mucho menores.

Un trocito de queso o un par de cucharadas de yogur puede ser un hábito que nos ayude a reducir la intolerancia.


¿Te han gustado los consejos? ¡Compártelos en las redes sociales!

Remedios para calmar el dolor de muelas


Quienes han sufrido un dolor de muelas afirman que es uno de los dolores más intensos que podemos padecer. Normalmente está causado por la presencia de caries dentales que van debilitando e incluso eliminando el esmalte, la zona más exterior que protege al diente, hasta llegar a la zona nerviosa del mismo, produciendo ese intenso dolor.

Sin embargo, el dolor de muelas también puede aparecer por otras causas, como otitis, sinusitis o incluso la presencia de alimentos en descomposición en esa zona de nuestra boca, por lo que una higiene bucal correcta es siempre imprescindible.

En un artículo anterior ya aprendimos algunos remedios caseros para acabar con el dolor de muelas de manera natural, como los enjuagues bucales con manzanilla o amargo sueco. Hoy vamos a conocer algunos remedios más que pueden complementar eficazmente a los anteriores; Sólo es cuestión de probarlos y ver cuál nos funciona mejor para nuestro problema.

Remedios contra el dolor de muelas

Enjuague de clavo y azafrán: Preparamos un enjuague bucal casero con cinco clavos, una cucharadita de azafrán, una pizca de sal y un vaso de agua. Hervimos todo en un recipiente durante diez minutos, dejamos reposar, colamos y nos hacemos un enjuague con esa mezcla cinco veces al día.

Ácido Acetilsalicílico: La popular aspirina. La partimos, y humedecida la colocamos directamente sobre la muela dolorida.

Té verde: Colocar sobre la zona afectada una bolsita tibia de té verde y dejar actuar durante al menos quince minutos.

Licor: Mantenemos dentro de la boca, durante al menos treinta segundos, un poco de licor sobre la zona dolorida. Esto actuará como sedante y nos calmará el dolor.

Y recuerda que si el dolor de muelas no desaparece debemos acudir al dentista para que nos de una solución definitiva a nuestro problema.


¿Has probado estos trucos? ¡Esperamos tus comentarios!

Cómo eliminar los puntos negros

Los puntos negros o comedones abiertos, como se conocen en el ámbito profesional, constituyen uno de los problemas estéticos más comunes entre la población.


Éstos se forman por la acumulación de sebo y células muertas en los poros de nuestra piel, mayormente en la denominada zona T -frente, nariz y barbilla-, y aunque pueden aparecer en cualquier tipo de piel, la piel grasa es su mayor aliada. Su color oscuro viene determinado por la oxidación que existe al estar en contacto con el medio ambiente.


Aunque no es problema dermatológico importante, si que puede convertirse en un problema estético de envergadura, ya que eliminar los puntos negros no siempre es una tarea sencilla. Hoy vamos a conocer algunos tips para acabar con los puntos negros de manera rápida y fácil:



Mascarilla de arcilla: La arcilla es una excelente alternativa natural para limpiar nuestros poros en profundidad, a la vez que nutrimos nuestra piel con sus grandes propiedades. Basta con aplicarnos un poco de arcilla mezclada con agua sobre el rostro y dejarla actuar durante veinte minutos. Después retiramos con agua tibia.

Podemos complementar con la mascarilla de bicarbonato y limón o la de aguacate, que ya aprendimos a preparar anteriormente y que dan excelentes resultados.


Vapores: La sauna y el baño de vapor o baño turco son rutinas realmente beneficiosas para nuestra salud, ya que entre otras cosas nos ayudan a dilatar los poros y eliminar impurezas de nuestro organismo. Después de uno de estos baños, presionando ligeramente sobre la zona, conseguiremos eliminar los puntos negros con facilidad.

Si no tenemos la posibilidad de tomar una sauna o baño de vapor, podemos preparar unos vapores en casa. Para ello hervimos agua con manzanilla o menta y seguidamente retiramos del fuego y acercamos el rostro al recipiente (cuidado con el vapor, porque quema). Podemos colocarnos una toalla desde la cabeza hasta la mesa donde tengamos el recipiente para acumular los vapores en ese espacio.


Limpieza: Es importante que además de poner en práctica estos consejos mantengamos la rutina y evitemos el maquillaje excesivo o simplemente no nos desmaquillemos.


¿Te han gustado estos consejos? ¡Compártelo en las redes sociales!

Consejos para combatir el insomnio

Llamamos insonmio no sólo a la dificultad para quedarnos dormidos, sino también a despertarnos con frecuencia durante la noche o muy temprano, cuando apenas hemos dormido unas horas.



Entre los problemas derivados de este trastorno del sueño cabe destacar la aparición de ojeras, irritabilidad y un cansancio extremo, que puede venir acompañado de fatiga y falta de concentración, lo que a su vez repercute en nuestra capacidad para realizar trabajos e incluso conducir el coche.

Anteriormente ya aprendimos algunos remedios para combatir el insomnio, como la infusión o el cataplasma de amargo sueco. Hoy vamos a conocer algunos consejos y rutinas que pueden ayudarnos a conciliar el sueño con mayor facilidad:

Tips contra el insomnio

Ejercicios de relajación: Practicar deportes como el yoga o el pilates, así como realizar ejercicios de respiración pueden ayudarnos a conseguir la relajación que necesitamos para luchar contra el insomnio.

La cama sólo para dormir: Evita usarla para ver la televisión o leer. Pasar menos tiempo en la cama nos ayudará a identificarla como un lugar sólo de descanso.

Cuida los horarios: Levántate siempre a la misma hora y evita las siestas. Con esto conseguiremos que nuestro cuerpo se vaya adaptando a un horario y fomentaremos el sueño reparador.

Evita la medicación: Antes de medicarte, prueba con los remedios y consejos que os hemos propuesto en este y otros artículos anteriores. Si nuestro problema es pasajero, es la mejor opción.


¿Te han parecido interesantes estos consejos? ¡Compártelos!

Consejos para combatir el brillo facial

El brillo facial es un problema muy común de las pieles grasas o mixtas y que se ve agravado en las épocas de altas temperaturas, cuando el sudor fomenta aún más la aparición de este característico brillo en nuestro cutis.


Este problema estético puede tener un origen tanto genético como relacionado con una vida poco saludable: malos hábitos, dieta rica en grasas, etcétera.

Si no lo tratamos, este trastorno puede acabar derivando en la aparición de acné y puntos negros. En el artículo de hoy vamos a conocer una serie de consejos y recomendaciones que nos ayudarán a acabar con el brillo facial de manera natural.


Trucos para acabar con el brillo facial


Agua: Bebiendo agua conseguiremos eliminar toxinas de nuestro organismo, algo fundamental para evitar la aparición de acné y puntos negros.

Lava tu rostro: Una buena manera de evitar el brillo facial y mantener nuestros poros limpios es lavando nuestra cara al menos dos o tres veces al día.

Otra buena rutina es la de retirar las células muertas de la piel, para dejarla totalmente libre de impurezas. Para ello podemos usar una mascarilla casera exfoliante como las que ya aprendimos a preparar en un artículo anterior.

Usa mascarillas: Además de exfoliar y lavar nuestro rostro, podemos emplear una gran variedad de mascarillas caseras que nos ayudarán a regular el sebo de nuestra piel, como la de bicarbonato y limón o la de fresas y miel.

Evita la ansiedad: El estrés y la ansiedad fomentan la producción de sebo en nuestra piel. Trata de tomarte la vida con más tranquilidad, tu salud te lo agradecerá.


¿Te ha parecido interesante el artículo? ¡Compártelo en las redes!

Jugos naturales contra la alergia

Conocemos como alergia a la respuesta que tiene nuestro sistema inmunológico cuando entra en contacto con alguna sustancia, normalmente inofensiva, creando una reacción inesperada en nuestro organismo.


Los tipos de reacciones alérgicas más comunes pueden afectar a la piel, en forma de urticaria o picazón, así como a las vías respiratorias - asma, tos, etc -.


Los síntomas de la alergia común podemos minimizarlos, además de con un tratamiento médico adecuado, con la ingestión de ciertos alimentos, como vamos a ver en el artículo de hoy, donde aprenderemos a preparar un par de zumos naturales para combatir este problema.

Jugos naturales para combatir la alergia


Jugo de perejil y limón: El perejil es un alimento rico en vitamina C, lo que nos ayudará a reducir los niveles de histamina en sangre, y por tanto evitando la aparición de ataques alérgicos.

Lavamos y cortamos un manojo de perejil y lo vertemos en un recipiente con dos vasos de agua. Agregamos el zumo o jugo de medio limón y batimos. Nos bebemos un vaso por la mañana y otro por la tarde.

Jugo de zanahoria y apio: La zanahoria es rica en vitamina E, con propiedades antihistamínicas, mientras que el apio contiene gran cantidad de sales minerales, lo que nos ayudará a alcalinizar nuestra sangre, reduciendo e incluso anulando los ataques alérgicos.

Lavamos y picamos un par de ramas de apio y dos zanahorias. Colocamos los ingredientes en un recipiente y lo batimos todo. Por último le agregamos un vaso de agua.

Bebemos un vaso diariamente durante al menos una semana.

Podemos tomarlo en combinación con el anterior, dos vasos diarios de jugo de perejil y limón y uno de zanahoria y apio.


¿Te han gustado estos zumos naturales? ¡Compártelos en las redes!

Alimentos contra las enfermedades hepáticas




Las enfermedades hepáticas son aquellas que afectan al hígado, ya sean de manera crónica o pasajera. Entre las más comunes encontramos la hepatitis y la cirrosis, que podríamos definir como la evolución crónica de la hepatitis, una enfermedad que debemos aprender a prevenir para evitar problemas mayores.


En artículos anteriores ya aprendimos algunos remedios naturales contra los problemas hepáticos, así como a preparar un zumo depurativo para limpiar el hígado o una lista de alimentos que nos ayudan a desintoxicar nuestro organismo.

Hoy vamos a conocer algunos nutrientes que nos ayudarán a prevenir las enfermedades del hígado de una manera sana y natural.

Alimentación contra enfermedades del hígado

Aceite de oliva: En crudo es ideal para combatir los problemas hepáticos, ya que ayuda a eliminar toxinas del organismo.

Aguacate: Consumirlo regularmente puede otorgarnos grandes beneficios a la salud, debido a que fomenta la producción de glutatión, un potente antioxidante natural.

Manzana y fresas: Además de sabrosas, estas frutas son excelentes para regular la función hepática, ayudando a nuestro organismo a eliminar sustancias tóxicas de él.

Arroz integral: Muy recomendados por ser ricos vitaminas del grupo B, lo que repercute en una mejora de la metabolización de las grasas, reduciendo la carga de trabajo que soporta el hígado.


¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo en las redes sociales!

Remedios naturales contra el dolor de oídos

El dolor de oídos suele aparecer en forma de punzadas más o menos intensas, causadas generalmente por una inflamación interna. Además, puede venir acompañado de fiebre y/o picores en la zona más interna del oído, provocando un malestar mucho mayor.



Anteriormente ya aprendimos varios remedios para eliminar el zumbido de oídos, así como para combatir los oídos taponados. Alternativas naturales y muy eficaces para acabar con sus síntomas.

En el artículo de hoy vamos a ver cómo la lavanda puede ayudarnos a solucionar este problema de manera natural, no sin antes recordar como siempre que si el dolor de oídos es muy agudo o no mejora en unas horas, deberíamos acudir a un médico para que nos haga un diagnóstico más certero.

Remedios para el dolor de oídos

Algodón y aceite de lavanda: Una manera eficaz de acabar con el dolor de oídos es empapar un buen trozo de algodón en aceite esencial de lavanda y colocárnoslo como si fuese un tapón.

Si tenemos una bolsa de agua caliente por casa, acercaremos el oído con el tapón de lavanda a ella. Con esto lograremos aumentar la eficacia de este remedio casero.

Masaje con lavanda: Darnos un pequeño masaje por la zona alta del cuello con aceite esencial de lavanda también puede ayudarnos a calmar el dolor. Muy recomendable de usar junto con el remedio anterior.