Ir al contenido principal

Cómo aliviar el dolor en la dentición infantil

Llamamos dentición al proceso por el cual se le desarrollan los dientes a los infantes, algo que empieza a suceder ya en el embarazo y no después del parto, como muchas personas creen.
Cuando el bebé nace, los dientes de leche ya se encuentran formando parte de la mandíbula, aunque éstos no empiezan a aparecer, normalmente, hasta los ocho meses, momento en el cual empiezan los dolores de encía y los llantos.

A continuación descubriremos algunos remedios y consejos para calmar estos dolores:

Remedios contra el dolor de la dentición infantil

Masajea sus encías: Nos envolvemos el dedo índice en un paño o gasa humedecida con agua y frotamos suavemente sus encías. Este procedimiento, además de eliminar las bacterias que puedan encontrarse en su boca contribuirá a reducir el dolor causado por la dentición.

Repetir esta acción un par de veces al día, pudiendo empezar a realizarla desde la primera semana de vida.

Enfría su masticador: El frío calma el dolor, por eso siempre que nos damos un golpe o nos torcemos alguna articulación no dudamos en colocarnos hielo o similares. En el caso de la dentición infantil es exactamente igual. Un gesto tan simple como guardar el masticador en el refrigerador le ayudará a calmar el dolor.

Mascar manzana: Cuando empiezan a salir los dientes y el dolor se hace insoportable, los bebés no suelen aceptar el chupete, sólo quieren llorar, pero mascar puede ayudarlos a aliviar el dolor, entonces ¿qué hacemos? Motivarlos para que masquen. Es tan sencillo como cortar una rodaja de manzana y envolverla en un paño húmedo. Al masticarlo, el jugo ácido de la manzana los incentivará a seguir mordiendo, consiguiendo un alivio instantáneo.


¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en las redes!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tipos de Piel

Cada vez que decidimos empezar a cuidar de nuestra piel o comprar algún producto para el cuidado de la misma nos surge la duda de qué tipo de piel es la nuestra y qué productos son los más adecuados. Conocer tu tipo de piel hará que puedas elegir los tratamientos y cuidados acorde a tu piel y obtendrás los mejores resultados logrando una piel siempre sana y esplendida. Piel Normal: Es una piel equilibrada que tiene como principal característica la textura uniforme, suave y lisa y además se encuentra bien hidratada. No tiene espinillas ni puntos negros, no tiene zonas resecas o grasosas. Los poros están un poco cerrados y la piel no tiene brillos. Para su limpieza se indica un limpiador líquido en gel sin jabón o en crema, luego aplicar una loción o tónico sin alcohol y al finalizar hidratar con cremas hidratantes fluidas.

Piel Seca: Se ve fina con poros pequeños o cerrados, esta piel produce poco sebo y es propensa a tener venas rotas. Se siente tirante luego de la limpieza y puede reac…

Nuestras Arcillas

Arcilla Negra:
Ideal para TODO TIPO DE PIEL. Rica en minerales como Magnesio, Calcio, Hierro, Cuarzo y otros minerales; se extrae del fondo marino, se seca al sol y se pulveriza. Coadyuvante recomendable para limpieza de pieles profunda.
Basta agregarle agua purificada (té Verde, té de Manzanilla, infusiones de plantas o agua de rosas) para obtener un lodo, de aplicación facial o corporal, con todas las propiedades benéficas.
Arcilla Verde:
Ideal para PIEL NORMAL o MIXTA. Rica en minerales como Magnesio, Sodio, Potasio, Hierro y varios Oligoelementos; se extrae del fondo marino, se seca al sol y se pulveriza. Coadyuvante recomendable para limpieza de pieles normales, y para personas con resequedad en unas zonas a la vez que espinillas o barros en otras. Basta agregarle agua purificada (té Verde, té de Manzanilla, infusiones de plantas o agua de rosas) para obtener un lodo, de aplicación facial o corporal, con todas las propiedades benéficas.


Arcilla Roja:
Ideal para PIEL MADURA o CANSADA. R…

Remedios naturales para el dolor de oídos

El dolor de oídos suele aparecer en forma de punzadas más o menos intensas, causadas generalmente por una inflamación interna. Además, puede venir acompañado de fiebre y/o picores en la zona más interna del oído, provocando un malestar mucho mayor.
Anteriormente ya aprendimos varios remedios para eliminar el zumbido de oídos, así como para combatir los oídos taponados. Alternativas naturales y muy eficaces para acabar con sus síntomas.

En el artículo de hoy vamos a ver cómo la lavanda puede ayudarnos a solucionar este problema de manera natural, no sin antes recordar como siempre que si eldolor de oídos es muy agudo o no mejora en unas horas, deberíamos acudir a un médico para que nos haga un diagnóstico más certero.Algodón y aceite de lavanda: Una manera eficaz de acabar con el dolor de oídos es empapar un buen trozo de algodón en aceite esencial de lavanda y colocárnoslo como si fuese un tapón.

Si tenemos una bolsa de agua caliente por casa, acercaremos el oído con el tapón de lavanda …