Traductor

viernes, 2 de agosto de 2013

Mascarilla casera con efecto lifting

Mascarilla casera con efecto liftingLlega la época de frío y a partir de ahora hay que poner especial atención a los cuidados que le damos a nuestra piel, que sin duda se ve muy afectada por las bajas temperaturas y puede estropearse muy fácilmente. Con el frío, la piel se seca más de lo normal, con lo que la hidratación es fundamental en esta época del año. Sé que lo digo en muchos de mis artículos pero es algo indispensable para una piel saludable así que grábatelo a fuego: hidrata, hidrata e hidrata.

Hoy me gustaría recomendarte una mascarilla casera que a su vez me recomendó una amiga y que estoy encantada con ella, y eso que de momento me la he puesto nada más que un par de veces. Se trata de una mascarilla efecto lifting, con la ventaja de que es casera y podrás prepararla de forma sencilla y con muy poquitos ingredientes. Lo único que vas a necesitar para prepararla son dos huevos, una cucharada de miel y unas gotitas de aceite, aunque el aceite no es para todos los casos.

Fácil realización

De los huevos vas a necesitar únicamente las claras, batiéndolas hasta que estén a punto de nieve para que puedan adherirse bien a la piel. Cuando estén bien batidas, añade una cucharada de miel, un ingrediente que no solo hidrata muchísimo sino que también aporta mucho brillo al rostro. También puedes añadir un poco de cola de caballo convertida en infusión, la cual ayuda a regenerar el colágeno y la elastina de la piel.

Si tu piel no es muy grasa, añade unas gotitas de aceite de almendras. Este tipo de aceite es fenomenal para la piel y se recomienda para cualquier mascarilla casera ya que además de hidratar también tiene otros beneficios. Por ejemplo, simplemente unas gotitas de este aceite en el párpado inferior del ojo te ayudarán a atenuar las pequeñas arrugas que aparecen en esa zona.

Fácil aplicación

Cuando ya tengas la mezcla preparada, repártela bien sobre el rostro y déjala que actúe durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, retírala con agua tibia. Después de limpiarte podrás aplicarte la crema que suelas utilizar a diario, consiguiendo un acabado perfecto si te pones alguna ampolla flash que sea de efecto lifting.

No hay comentarios:

Publicar un comentario