Traductor

martes, 31 de diciembre de 2013

¿Es posible comer de todo en las fiestas y perder peso?

Aunque la propuesta parezca utópica, darse todos los gustos durante los festejos de fin de año y adelgazar, es posible. En esta nota, un plan de 10 días que se puede comenzar en cualquier momento, y disfrutar de las Fiestas perdiendo algunos kilos de más
Despedidas de año con amigos, cena con los compañeros del trabajo, reunión con la gente de la facultad...parece que diciembre se presta a las reuniones sociales. A las que se le suman las Fiestas propiamente dichas.
Si bien los días que se avecinan parecen ser propicios para empezar el nuevo año con unos kilos extra, saber que existe un plan de adelgazamiento que permite comer de todo durante las Fiestas y, aun así, perder peso, resulta más que tentador.
Ahora, ¿cómo es posible comer de todo en los festejos y, no sólo no aumentar de peso sino que adelgazar?
Infobae consultó al médico endocrinólogo Carlos Graschinsky (MN 49.722), quien diseñó el plan de adelgazamiento que todos los años cientos de miles de personas en el mundo realizan en las Fiestas y que ya está considerada una de dietas para adelgazar más populares.
Una de las claves de esta dieta radica en que –según Graschinsky- "caminando una hora por día, se puede comer bien, sin preocuparse por las calorías y además evitar el sobrepeso y la obesidad".
Un plan de 10 días
Desayuno diario:
* Jugo de naranjas exprimidas.
* Omelete de claras de huevo relleno con queso blanco, o champiñones
* Un yogur semidescremado
* Ensalada de frutas
* Mate, o té, o café descafeinado (contraindicado para personas con acidez, gastritis y/o úlcera gastroduodenal)
Este desayuno es saludable y se puede continuar fuera del plan.
Almuerzo:
*Ensalada variada, elija y combine de acuerdo a su gusto: rúcula, radicheta, lechuga, zanahoria, cebolla, champiñones, trozos de pechuga de pollo frío. Condimentada con aceite de oliva extravirgen (venta en supermercados, o almacenes), u Omega 3 y 9 Nutridable en spray (venta en farmacias) y limón, lima, o aceto.
*Frutas a gusto.
*Todos los días, medio tomate con 60 gotas de Omega 3.

La alimentación actual es pobre en Omega 3, lo cual genera variados problemas de salud e inflamación que, entre otras consecuencias, enlentece al metabolismo, por lo cual de acuerdo a evidencias científicas se recomienda complementar la dieta con 1.800 mg de Omega 3 estabilizado que es el equivalente a 60 gotas de Omega 3. Esta es la forma más económica de aportar este nutriente, ya que otra más onerosa y difícil en esta época del año, puede ser consumir 300 gramos diarios de pescados frescos de aguas profundas (caballa, arenque, sardinas, anchoas frescas, salmón (no de criadero, consultar en la pescadería el origen del pescado).

Merienda diaria:
* Ensalada de frutas
* Licuado de frutas sin azúcar
* Una barrita de cereal
Cena:
*Entrada: medio pomelo (cortar el pomelo al eje, marcar con un cuchillo los gajos y no agregar azúcar, puede utilizar pomelo rosado, que es más dulce).
Como alternativa de esta opción de primer plato puede elegir entre: berenjenas a la plancha (cortar en rodajas finas a lo largo una berenjena y dorarla a la plancha); también puede optar por champiñones al horno, calamares a la plancha, sashimi o ceviche.
*Plato Principal: pescado, o pollo (sin piel), o carne magra cocinado a la plancha, o parrilla, o al horno con ensalada mixta.
*Postre: frutillas con jugo de limón, o naranja; o ensalada de frutas.

Se recomienda beber con las comidas agua fría con o sin gas. El resto del día puede tomar todo el agua que quiera y hasta dos vasos de gaseosas sin azúcar, o dos vasos de jugo de frutas naturales y exprimidas.
Días 24 (noche), 25, 31 (noche) y 1 de enero:
Comer libremente, como si no estuviese haciendo dieta para adelgazar, pero respetando las recomendaciones alimenticias que le pudiese haber indicado su médico de cabecera y/o nutricionista en relación a su estado de salud en particular.
Los días de las Fiestas se puede comer de todo, pero no exagerar porque es malo para la salud. Comer con moderación y limitarse con el alcohol. Beber mucha agua. Intentar agregar hielo a las bebidas alcohólicas (las que se llevan bien con el hielo).
Además, todos los días caminar una hora, como mínimo y el día siguiente a una comilona agregar una hora más de caminata. Se puede sumar la práctica de un deporte y actividades en el gimnasio, pero éstas no reemplazan la caminata diaria de una hora, aunque sí pueden reemplazar la hora extra que se recomienda después de una comida abundante.
Tips que ayudan a perder peso
1. Beba mucha agua y en lo posible fría: Consumirá energía para calentar el agua a la temperatura de su cuerpo y ayuda a diluir el alcohol.
2. Comience los almuerzos con medio tomate condimentado con 60 gotas de Omega 3 natural. Tiene un potente efecto antiinflamatorio, ayuda a mejorar el metabolismo y el perfil lipídico. Se recomienda incorporarlo a su alimentación de todos los días.
3. Que las ensaladas sean abundantes y contengan verduras de diferentes colores. Ayuda a desintoxicarse.
4. Dele mucha importancia al desayuno. Es la comida más importante del día, aporta energía a su cerebro.
5. Todos los días caminar una hora. Debe ser parte de su estilo de vida, no sólo los días de dieta, sino siempre.

Bajar de peso a pesar de las festejos en continuado

Diciembre es un mes lleno de encuentros y brindis, pese a lo cual es posible seguir un plan alimentario efectivo y hasta bajar unos kilos antes de que lleguen Nochebuena y Año Nuevo.
Adelgazar unos kilos antes de celebrar las Fiestas es posible, pero para lograrlo importa sobre todo dejar de lado pensamientos y actitudes negativos. Aquí, algunos consejos para lograrlo.
Deje de llenar su mente de autoprofecías. La profecía autorrealizada o autocumplida es en sí misma la causa de que se haga realidad y que Ud. mismo se encamine hacia el fracaso de la meta. De ahí la importancia de cambiar el punto de vista y centrarse en valores que lo ayudarán a comenzar y continuar un proceso de adelgazamiento exitoso.
Sea optimista. El buen humor hará que espere el resultado con alegría y firmeza. Lo alentará a enfrentar obstáculos y esforzarse por un mejor desempeño, asumiendo que no todo tiene que ser perfecto.
Mire hacia adelante, no hacia atrás.No compare lo malo del pasado con su situación actual. Elija un método que no le genere sufrimiento y que resulte sano para su mente y organismo. Si piensa: “Tengo tanto que adelgazar” generará carga negativa y obstaculizará el objetivo, ya que como mecanismo compensatorio lo primero que hará será comer de manera compulsiva. Por lo tanto, olvídese de los tratamientos que sólo le dejaron experiencias frustrantes. Siga un plan nutricional que lo ayude a sentirte mejor, a tener energía suficiente para alcanzar su meta en el tiempo necesario.
Atrévase nuevamente. Dese otra posibilidad. Esta vez lo conseguirá si no apresura el camino. Una posibilidad es cumplir con el plan nutricional que proponemos. En cualquier caso, debe llenar su mente de buenos pensamientos, de objetivos pequeños que pueda ir logrando paso a paso.
No se caiga ni se desanime. Si flaqueó y se tentó, no se angustie. Aún así, el poder está dentro suyo para conducirlo a la decisión más indicada. Procure no ser obsesivo ni intente ser su propio juez. En lugar de recriminarse y castigarse, piense que ya pasó y siga con mayor envión hacia su meta.
Darse tiempo para los cambios. Lo rápido no siempre es valedero. Con el tiempo, comprobará que la marcha por un camino largo deja enseñanzas. Si aprovecha cada una de las etapas vividas y las registra en su mente o en un cuaderno que pueda repasar cuando lo desee, se dará cuenta que ha logrado cambios importantes. Descúbralos y valórelos. Son un patrimonio fundamental para que vaya haciendo progresos verdaderos y perdurables en su vida.
No tome todo a la tremenda. Si Ud. es de las personas que se dedica a mejorar su peso y una semana no baja nada a pesar de haber cumplido con su plan nutricional, o tal vez porque no lo cumplió, no dude que va por buen camino; seguramente la semana siguiente volverá a registrar un descenso o si no lo hizo adecuadamente, tranquilo, deje que su mente en algunos momentos se libere y le permita comer ciertas cosas. Y si luego no hubo control, reviva la situación y transfórmela en experiencia. Que la balanza no sea su único indicador. A veces, sucede que el peso no varía, pero la ropa le queda mejor. Mírese y observe sus cambios.
Sonría siempre. La sonrisa produce unas sustancias llamadas endorfinas, saludables para su vida.
Trabaje con otros placeres que le da la vida. No se obsesione con la balanza. Propóngase otros objetivos que valgan la pena, otras inquietudes creativas y recreativas. Organícese y planifique con anticipación cada día, a fin de sentirse libre de pensamientos que lo limiten. Para mantenerse motivado, necesita que su mente esté libre de trabas. Puede ser que le agraden actividades que no signifiquen prácticas corporales, como pintar, dibujar, estudiar música o tocar la guitarra, el piano u otro instrumento. Dedíquese a ellas; así se alejará del pensamiento constante de la comida, de la obsesión por hacer todas las cosas perfectas.
Incluya el ejercicio diario en su objetivo. La actividad física disminuirá su ansiedad y despejará su mente, además de modificar su figura. Elija una disciplina que le entusiasme. Es probable que por vergüenza se esconda y no le guste ir a gimnasios, pero tenga presente que en esos lugares las personas se concentran en ellas mismas y no están pendientes del entorno. Hay sitios especializados en los que podrá relacionarse con pares. No importa cuándo comience, lo importante es que se mueva, como meta complementaria para que su descenso de peso sea el que espera.
Planifique sus actividades diarias. La idea es que no le queden horas libres en las que, por aburrimiento, retroceda en su meta. Si aún no se está cuidando, una vez que decida un programa nutricional será conveniente que busque la ayuda de un profesional que le indique un método eficaz y lo guíe en la tarea de adelgazar. Si lo encara por su cuenta, concurra a un chequeo médico que lo avalará para iniciar el plan de alimentación.
Relaciónese con gente sana. Visite a sus amigos si está seguro que no obstaculizarán su camino. Reúnase con personas positivas, alegres, que no estén demasiado pendientes de Ud. ni le den consejos que tal vez no les sirvan. Si es posible, organice caminatas diarias con ellas; lo ayudarán a que su comienzo sea agradable.
El plan alimentario que proponemos es un ejemplo para ir eliminando grasa corporal. La sugerencia es ponerse en manos de un nutricionista para que pueda ayudar a ir modificando las conductas alimentarias y el estilo de vida.
Desayunos  
1 vaso de leche fría (fría) con cacao en polvo (1 cucharada (de las de postre)
1 sándwich de pan integral con 1 feta de queso compacto magro (menor al 1.8 g de grasas).
Meriendas
1 yogur descremado (sin frutas ni cereales).
3 baybiscuits o vainillas.
Entrecomidas (elija dos entre estas opciones)
1 banana no madura.
1 licuado de leche descremada (1 vaso), con ½ banana y mucho hielo.
1 omelet con 1 huevo + 2 claras con leche descremada: agregar 1 feta finita de queso compacto magro o ricota.
12 uvas medianas.
1 latita de  cerveza.
25 maníes grandes.
10 mariposas de nueces.
15 almendras.
Antes de cada plato principal
1 caramelo ácido.
Cantidades  por rubro
Carne: tamaño de la palma de la mano (en los almuerzos). Cortes magros rojos, carré de cerdo, pescados de mar, pollo sin piel.
Atún o caballa al natural: 1 latita.
Vegetales de todos los colores crudos y o cocidos al vapor: 1 plato sopero por comida.
Papa, batata, choclo, arroz integral, quinoa, trigo burgol (éstos tres últimos, cocidos): tamaño del puño de la mano. En las cenas, todos se pueden reemplazar entre sí.
Pastas: 1 plato mediano cocido al dente, mezclado con el plato sopero de ensalada.
Legumbres (lentejas, garbanzos, porotos, soja): tamaño del puño (en cocido).
Condimentación: 1 cucharadita de las de té de aceite.
Vinagre o aceto balsámico o jugo de limón: cantidad suficiente.
Fruta: 1 unidad después de los almuerzos y de las  cenas.
Día 1
Almuerzo:
Salpicón de atún o caballa al natural.
Cena:
Ensalada verde. 2 canelones de espinacas y ricota descremada con salsa de tomate al natural sin fritar.
Día 2
Almuerzo
1 milanesa de soja. Vegetales crudos y/o cocidos al vapor.
Cena
Vegetales crudos y/o cocidos al vapor. Choclo (en lata).
Día 3
Almuerzo
Pollo sin piel. Vegetales de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor.
Cena
Vegetales de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor. Arroz integral.
Día 4
Almuerzo
Bife magro. Vegetales de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor.
Cena
Vegetales de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor. Tortilla de batata (1 batata cortada finita, dorar con spray vegetal o colocar en un recipiente 1 cucharadita de aceite y extraer excedente con servilleta de papel blanco). De la misma forma, hacerla una preparación con cebolla y ají picados. Mezclar todo y agregar  1 huevo más dos claras. Condimentar y cocinar.
Día 5
Almuerzo:
Carré. Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor.
Cena:
Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor, con arroz integral o trigoburgol o quinoa.
Día 6
Almuerzo:
Ensalada Waldorf de pollo. Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor.
Cena:
Ensalada de vegetales crudos y/o cocidos al vapor. Papa hervida y fría en la ensalada.
Día 7
Almuerzo:
Pescado de mar o carnes blancas magras a la parrilla. Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor.
Cena:
Ensalada de todos los colores crudos y/o cocidos al vapor. Huevo duro.
Recomendaciones
No saltee comidas.
Tome agua mineral, té de menta, té o café verde.
Realice una actividad física diariamente (aeróbica).
Evite la  sal.
Utilice condimentos aromáticos: ajo y perejil picados, orégano, pimienta, nuez moscada, etc.
Descanse no menos de 7 a 8 horas.
Las comidas previas a las Fiestas, las comilonas, todas situaciones de riesgo en materia de adelgazamiento, pueden quebrar el objetivo, pero nunca eliminarlo. Siempre se puede volver a empezar.
Alicia Crocco es licenciada en Nutrición, autora de Nutrir mi Embarazo, Ansiedad Vs. Saciedad, Creo & Adelgazo, entre otros, y de los libros digitales Como Bien Adelgazo Mejor. Planes A, B, C y D. Idea, produce y conduce su programa de TV Alimenta Tu Vida, los domingos, a las 17, y repite sábados, a las 18.30 (durante diciembre), por Metro;www.alimentatuvida.com

Claves para desintoxicar el cuerpo después de los "atracones" de las fiestas

Después de los excesos de fin de año, casi todas las personas buscan equilibrar la dieta y para eso recomiendan un plan para seguir al menos durante una semana.
En las fiestas de fin de año inevitablemente hay excesos de comida, inmediatamente casi todos hacemos propósitos de enmienda y nos planteamos perder peso rápidamente. Pero tan importante como bajar kilos es desintoxicar nuestro organismo.
Luego de los "atracones" de las fiestas, si no es posible evitarlos, es aconsejable un plan para tratar de subsanar los daños provocados por los excesos.

Muchas veces no somos concientes de lo que podemos llegar a consumir esas noches de fiesta, para tener una proporción, se asegura que en una cena navideña o de fin de año se consumen calorías equivalentes a 5 días.

Líquido. Lo más importante es evitar las comidas pesadas y apostar por las que sean fáciles de digerir. Nada más levantarse, en ayunas, conviene beber un vaso de jugo de naranja y otro de agua. Los líquidos son esenciales para la salud. Luego, hacer un desayuno liviano, compuesto por yogurt, fruta, pan integral y té endulzado con miel o café con leche.

Limpieza. Dieta desintoxicante por una semana. Una vez que queden atrás los platos con muchas calorías y grasas, depure su organismo con una semana de alimentación saludable: frutas, hortalizas y líquidos serán tus aliados.

Alimentos saludables. A continuación los alimentos más recomendados para la semana de dieta:

- Tomar sin límite: agua, soda, caldo light, infusiones sin azúcar y gelatinas light. Incorporar por lo menos dos litros y medio de agua al día.

-  Consumir abundante cantidad de frutas y vegetales frescos y en jugos.

-  Consumir cereales integrales.

-  Comer más pescado.

-  Consumir yogures descremados.

-  Cenar liviano: incluir hortalizas, carnes magras y frutas.

-  Evitar embutidos, chacinados, fiambres, manteca, mayonesa y frituras

-  Reducir el consumo de sal

-  Tomar té de manzanilla, valeriana, tilo o cedrón para reemplazar al café

Ejercicios. Moverse mucho más a pesar del calor. Borrar el ascensor de tu mente, elegir caminar o ir en bicicleta para usar menos el auto, hacer una actividad física que se disfrute preferiblemente un deporte, utilizar los días de vacaciones para realizar ejercicios.

Depuradores totales. Uno de los más recomendados es todas las mañanas tomar un jugo de una naranja, una zanahoria y una pera. El segundo depurador es tomar todas las tardes un yogurt descremado con tres cucharaditas de té de semillas de chía, girasol y lino.


Conocé los tips para adelgazar tras los excesos de los festejos de fin de año

Dieta equilibrada y ejercicio físico son siempre los pilares de un cuerpo delgado. En esta nota, una nutricionista da consejos y recomienda sustancias naturales que ayudan a perder peso.

Conseguir el peso ideal es una meta a veces difícil de conseguir, ya que la mayoría de las veces no disponemos del tiempo necesario para prestarle atención a nuestra nutrición. Hace 2.500 años, Hipócrates decía "que tu alimento sea tu medicina", cuando los recursos para luchar contra las enfermedades eran tan pocos, y el secreto de la salud estaba en aprovechar al máximo lo que daba la naturaleza. Industrialización mediante,  el "regreso a lo natural" dejó de ser cosa sólo de románticos y pasó a ser objeto de estudio científico. Aprovechando estos conocimientos la industria comenzó a generar alimentos enriquecidos y fortificados, luego alimentos funcionales y posteriormente nutracéuticos que producen efectos benéficos para la salud.
Uno de los nutracéuticos con mayor impacto fue la spirulina, un alga marina aprobada en 1981 como suplemento dietario por la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) por su excepcional concentración de nutrientes (aminoácidos, minerales, vitaminas) y su ausencia de efectos secundarios. La spirulina da un poder de saciedad que la hace muy apropiada como complemento en las dietas para bajar de peso. En combinación con otros nutracéuticos potencia su efecto y agrega nuevos beneficios. En la actualidad, un suplemento dietario a base de cinco componentes naturales logra un cambio positivo resultando "un aliado para tu silueta".
La L-carnitina (que convierte la grasa de las células en energía), la vitis vinífera (poderoso antioxidante extraído de la semilla de uva), la garcinia cambogia (que evita la acumulación de grasas y previene el aumento de peso) y la vitamina C son algunos ejemplos.
Si sumamos un plan de alimentación saludable y ejercicio físico podremos alcanzar las metas de bienestar propuestas sin grandes sacrificios de una manera natural, sana y equilibrada. El impacto positivo del ejercicio físico es ampliamente conocido y, sin importar su edad o capacidad física, todos podemos mejorar nuestra calidad de vida incluyéndolo.
La nueva fórmula permite naturalmente alcanzar el peso ideal y mantenerlo, es el aliado perfecto de la alimentación sana y equilibrada y de la actividad física, que maximizarán nuestro bienestar y ayudarán a conseguir nuestro objetivo final.
Estos son los 10 tips para adelgazar naturalmente:
·         Realizar las 4 comidas principales (desayuno-almuerzo-merienda y cena)
·         No picar entre comidas, mantener un horario regular.
·         Reemplazar los postrecitos comunes por versiones light.
·         No llevar la fuente ni platos grandes a la mesa, servirse la porción adecuada para comer y no repetir.
·         Aumentar el consumo de verduras, hortalizas y frutas frescas. Comer entre 4 a 5 porciones al día, aportan fibra, vitaminas y minerales a tu alimentación
·         Retirar siempre la grasa visible de los alimentos
·         Cocinar en sartenes y ollas antiadherentes. Usar rocío vegetal al cocinar.
·         Cuidar el consumo de sal, utilizar sales bajas en sodio.
·         Consumir 2 litros diarios de líquido (principalmente agua). Usar una botellita de medio litro y controlar cuántas se consumió al finalizar el día.
·         Realizar actividad física al menos 3 veces por semana 30 minutos diarios (bailar, correr, ir al gimnasio, saltar la soga, andar en rollers.)
·         Consumir "snacks naturales", en vez de dulces, como los frutos secos (nueces, almendras, avellanas, semillas) o frutas deshidratadas como chip orejones de durazno, pasas de uvas.
Fuente: Infobae