Traductor

martes, 3 de marzo de 2015

3 efectos secundarios del te negro


Cómo el consumo excesivo de té negro daña tu salud

Los efectos secundarios del té negro no son siempre tenidos en cuenta. Si quieres evitar que el consumo excesivo de té negro dañe tu salud, es importante que conozcas cuáles son estos efectos adversos y estés atento, ante los primeros síntomas.
tipos de té

 Té negro Mucho se habla de las propiedades del té negro para con la salud humana, sin embargo, el consumo excesivo de esta infusión puede afectar tu organismo de diversos modos.

Conocer los efectos secundarios del té negro es el mejor modo de disfrutar sus beneficios, sin exponerte a las consecuencias indeseables del abuso en su consumo.

Los principales efectos adversos del té negro son:

Efecto astringente: Los taninos del té negro son los responsables de sus propiedades astringentes, que en ocasiones pueden acarrear problemas digestivos. En particular, si sufres de estreñimiento, colon irritable o problemas estomacales.

Como ya se había comentado anteriormente, un efecto secundario que ocasionan los taninos presentes en el té negro, es el estreñimiento. El consumo excesivo de té negro puede causar que el cuerpo tenga dificultades para evacuar sus deshechos.

La razón detrás de esto es que los intestinos sufren de resequedad, de deshidratación debido a la astringencia que provocan los taninos.

También el consumo de bebidas que contienen taninos, como el té negro, pueden contribuir a la deficiencia de hierro. En los bebés, el consumo de té negro por parte de la madre durante el embarazo, se ha asociado con una alteración en el metabolismo del hierro. Así mismo los bebés nacen con predisposición a sufrir anemia microcítica.
Efecto excitante: Además, la cafeína y otros alcaloides contenidos en el té negro pueden determinar que esta infusión consumida en exceso, altere el sistema nervioso.

El exceso de té negro, más de cinco tazas al día, puede causar efectos secundarios debido a la cafeína.

Estos efectos secundarios pueden variar de leves a graves e incluyen dolor de cabeza, nerviosismo, problemas para dormir, vómitos, diarrea, irritabilidad, ritmo cardíaco irregular, temblores, ardor de estómago, mareos, zumbidos en los oídos, convulsiones y confusión.

Las personas que beben té negro u otras bebidas con cafeína todo el tiempo, especialmente en grandes cantidades, pueden desarrollar dependencia psicológica. La cafeína puede ser consumida por los niños en dosis mínimas.
Efecto desmineralizante: Por último, debido a su potente efecto diurético, el abuso de té negro causa la pérdida de gran cantidad de electrolitos, que de no ser recuperados con la dieta, pueden ocasionarte trastornos y síntomas como calambres.
Lo importante es que sepas que la moderación en el consumo de cualquier tipo de té es la clave para que puedas seguir disfrutando de estas deliciosas bebidas. Consumir entre 2 y 3 tazas por día de té negro no representa ningún daño para la salud en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario